domingo, 26 de abril de 2015

Vestida para la seducción ♣

Sólo fue cuestión de tiempo que aprendiera el arte de mentir.
Hacer de la farsa una virtud fue  un reto que le resultó muy facil de conseguir.
Supo que estaba preparada para representar su papel ante el mundo,cuando comenzó a ajustarse las medias a sus piernas.
Con gestos suaves y precisos, y dejando que la seda se deslizara por su piel,fue inventando la historia de su vida,la opereta  que le acompañaría para siempre. Un cuento adornado con pétalos de rosas sin espinas y servido en copas de buen vino.
Si había conseguido engañarse a sí misma,resultaría muy fácil embaucar a los demás.¿O era al revés?
Era hora de engalanarse con sedas,lazos, y brocados.
Sin olvidar calzarse los tacones de aguja, y pintarse los labios de color rojo carmesí.
En conjunto parecería,tal y como ella quería, una"femme fatale",propia de un cuadro pintado por algún artista de Montmartre
La fiesta estaba a punto de empezar,y ella sería,como siempre,el centro de atención.
Vestida para la ocasión,envuelta en trajes hechos a medida,paseó por el puente de las vanidades más desnuda que nunca.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada